Flamenco Común

Flamenco Común

Flamenco Común

Phoenicopterus roseus

La razón por la que recibe este nombre es debido a su amplia distribución en el mundo. Asimismo, es la especie de mayor tamaño.

Orden: Phoenicopteriformes
Familia: Phoenicopteridae
Género: Phoenicopterus

Descripción

El flamenco común exhibe dimorfismo sexual ya que las hembras son más pequeñas que los machos. En general, la altura de los adultos oscila entre los 1.10 y 1.5 metros de altura, y el peso es de unos 2.4 kilogramos, pero algunos pueden superar ligeramente los 4 kilos. La medida entre la punta de una ala y otra, llamada envergadura, es de 1.4 a 1.65 metros.

Las patas son largas y delgadas, al igual que el flexible cuello. El pico está curvado hacia abajo y presenta un color rosado con la punta negra. Los ojos son amarillos. Su plumaje también es rosado, pero mientras el dorso, el cuello y la región inferior del cuerpo son pálidos, la superficie superior de las alas es de un tono más intenso y hasta pueden adquirir un color rojo.

Distribución y hábitat

En ocasiones se les ve en zonas de tratamiento de aguas residuales.

El rango de distribución de la especie comprende partes desde el oeste, sur y norte de África, el sur de Europa, el Medio Oriente y el sur-suroeste de Asia, a través de países como Tanzania, Italia, Pakistán, Angola, Sudáfrica, Bangladés, Egipto, Botsuana, India, Grecia, Macedonia, Libia, Sri Lanka, Israel, Yemen, Albania, Turquía, Marruecos, Emiratos Árabes Unidos, Kenia, Chipre, Portugal y Etiopía. La permanencia de las poblaciones del norte no es fija, ya que en invierno se encuentran en zonas de clima más cálido.

Sus hábitats son lagunas costeras de baja profundidad y agua salada, marismas, salinas, estuarios, aguas costeras y lagos alcalinos, pero en ocasiones se les ve en zonas de tratamiento de aguas residuales. En contraste, es muy raro ver individuos en cuerpos de agua dulce, y solo los visitan cuando requieren hidratarse o darse un baño.

Datos sobre el Phoenicopterus roseus

Flamenco común – Phoenicopterus roseus / Autor de la imagen: Yathin S Krishnappa.

Alimentación

La dieta es un poco más variada que la del flamenco enano. Su pico tiene laminillas útiles para filtrar algas, diatomeas, crustáceos como los camarones de salmuera, moluscos, gusanos, larvas acuáticas de insectos, algas verdeazules, peces pequeños, hojas en descomposición, semillas de plantas y varios microorganismos, entre otros tipos de materia orgánica. Ocasionalmente ingiere el lodo para obtener dicha materia. Las algas y crustáceos que come contienen pigmentos carotenoides que otorgan a sus plumas el color rosado.

Comportamiento

Es un flamenco excepcionalmente social: vuela en grandes bandadas y anida en grandes grupos, de modo que forma colonias de 20,000-200,000 parejas. Fuera de la temporada de cría, vuela en bandadas de 100 o más individuos, y en tierra firme a menudo todos se reúnen en cuerpos de agua para alimentarse, beber o bañarse.

Es un animal muy social que forma colonias de 20,000-200,000 parejas.

Los individuos jóvenes muestran más inclinación a realizar movimientos migratorios o a desplazarse de forma irregular, según la disponibilidad de alimentos en una zona o los cambios del nivel del agua. Así, los flamencos pueden buscar un sitio con mayor cantidad de alimentos si en su zona actual hay escasez. Es usual que las poblaciones del norte emigren en invierno a las regiones cálidas.

Los individuos pueden alimentarse tanto de día como de noche, lo que es poco común entre los flamencos.

Información sobre el flamenco común.

Par de flamencos comunes en el lago Naivasha, Kenia

Reproducción

Tiene un período de reproducción que varía según la región geográfica en donde vive. Por ejemplo, los flamencos comunes del Paleártico (región situada más al norte del ecuador) tienen una época de cría que abarca de marzo a junio. La madurez sexual es alcanzada siempre después de los 3 primeros años de vida, pero por lo regular ningún individuo comienza a reproducirse sino hasta que tiene entre 5 y 10 años de edad.

Los machos suelen cortejar juntos a las hembras. Para ello, ejecutan una exhibición de movimientos que llaman la atención de las hembras. Pueden mover el cuello girar la cabeza y asearse entre sí.

Los nidos están elaborados con barro endurecido y son estructuras altas para evitar que el agua llegue a la pequeña depresión situada en el extremo. La hembra pone un único huevo y este es incubado durante 27-31 días. El polluelo deja el nido más o menos una semana después de salir del cascarón, y se une a un grupo de otros polluelos.

Amenazas y conservación

Estado de conservación: Preocupación Menor.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica al flamenco enano como especie de “Preocupación Menor”, en vista, principalmente, de su abundancia y extenso rango. Pese a este favorable estado de conservación, es vulnerable a las perturbaciones en su hábitat ocasionadas por el ser humano, como la contaminación, su captura y la presencia de plomo en el agua y la arena que puede producir envenenamiento. Además, si los sitios en donde anida son perturbados, existe riesgo de que no se reproduzcan exitosamente.

Como parte de los esfuerzos de conservación, Chipre ha extraído arena contaminada con plomo, lo que disminuyó el número de muertes de flamencos enanos.