Alimentación de los Flamencos

Alimentación de los Flamencos

Alimentación de los Flamencos

¿Qué comen los flamencos?

Una de las preguntas más frecuentes de las personas con respecto a los flamencos es la razón por la que su plumaje es color rosado. No es muy usual entre los animales, lo que los hace destacar aún más. La respuesta está en su dieta: los flamencos son rosados porque la mayor parte de sus alimentos contienen unos pigmentos orgánicos llamados carotenoides, presentes en seres vivos que realizan la fotosíntesis.

La dieta de los flamencos se basa sobre todo en algas verdeazules (también conocidas como cianobacterias), diatomeas, pequeños insectos, crustáceos, peces, moluscos, larvas de moscas de salmuera y algunos seres vivos microscópicos más que pueden conformar plancton, pero cada especie cuenta con hábitos alimenticios específicos. Por lo regular, los flamencos de menor tamaño consumen alimentos más pequeños, y los individuos de especies grandes, como los del flamenco común, están anatómicamente facultados para meter a su pico alimentos mayores como crustáceos y moluscos.

Los pigmentos orgánicos llamados carotenoides son los responsables de su plumaje color rosa.

La composición de la dieta varía un poco entre las especies, que tienen distribuciones y hábitats diversos. A grandes rasgos, el flamenco común consume semillas que se cuelan entre su habitual dieta compuesta por camarones minúsculos, algas verdeazules y otros organismos. El alimento principal del flamenco enano son las algas del género Spirulina, y añade también pequeños camarones. Algas y plancton son disfrutados por el flamenco chileno, algas y diatomeas por el flamenco de James, algas, peces e invertebrados por el flamenco andino y algas, diatomeas, crustáceos pequeños y otros organismos por el flamenco del Caribe.

Hábitos alimenticios de los flamencos.

Flamencos alimentándose en un lago.

Si los carotenoides escasean en su dieta, el plumaje palidece.

Puedes notar que a pesar de que son aves relativamente grandes y con un pico aparentemente fuerte, la ingestión de peces grandes o vegetación de mayor tamaño está descartada. Esto es así porque su hábitat tiene un ambiente muy alcalino y niveles de salinidad. En estos cuerpos de agua, la vida está representada solo por los seres vivos capaces de tolerar tales condiciones, que suelen ser precisamente sus alimentos principales.

La cantidad de alimento consumido en un día varía entre las especies. Los flamencos del Caribe necesitan aproximadamente unos 270 gramos de comida, en tanto los flamencos enanos suelen consumir alrededor de 60 gramos diarios. Si los carotenoides escasean en su dieta, el plumaje palidece. Esto puede convertirse en un problema en los zoológicos, así que estos acostumbran brindarles comida con carotenoides para que conserven el color que los identifica y que está relacionado con su éxito reproductivo.

Hábitos alimenticios de los flamencos.

Grupo de flamencos alimentándose en el lodo.

Anatomía adaptada a su alimentación

Los flamencos consumen los alimentos por medio de un sistema de filtración a partir de unas laminillas que emergen en el pico. Los animales filtradores usan las laminillas para dejar pasar el agua y captar partículas en suspensión. El pico separa el lodo mientras que la rugosa lengua ayuda a succionar el agua y pasar la comida entre las laminillas, como si fuera un sistema de bombeo. Una investigación publicada en 2006 por científicos de la Universidad de Ohio informó la presencia de tejido eréctil en el pico, pero todavía no se ha determinado su utilidad exacta durante la alimentación.

La forma del pico es un factor que influye en los componentes de su dieta y en la forma en que obtienen comida. Como es curvo y móvil en ambas mandíbulas, el ave puede mover la mandíbula superior para facilitar su búsqueda, y a veces usa las patas para remover el lodo. La forma en que comen es muy curiosa, porque no lo hacen con el pico hacia adelante, sino al revés, con la mandíbula superior en dirección hacia abajo y por supuesto, la cabeza sumergida.